3 factores clave de la content curation en 2016

Los datos que tenemos sobre el uso de los social media y de la información digital en general por los ciudadanos en este 2016 (por ejemplo, estos o estos) dibujan un panorama en el que no ha hecho sino crecer y diversificarse aún más aquel universo informativo que llevó a Bhargava en 2009 a acuñar el término content curator como respuesta a la infoxicación.

Vemos como algunas plataformas han alcanzado un uso masivo y mantienen una voluntad hegemónica (en España, los usuarios utilizan mayoritariamente Facebook y Twitter, además de tener una curiosísima obsesión por Whatsapp), junto a una variedad de productos social media que luchan por encontrar su hueco en la cara atención de los ciudadanos digitales. Una segunda clave es la diversificación en el consumo, pues muchos de nosotros seguimos varias redes sociales, y otra clave son las novedades continuas en este ecosistema, algunas de las cuales parecen anunciar signos de nuevas disrupciones en el horizonte, como las nuevas redes sociales de emisión en directo de contenido efímero (Snapchat, Periscope), que triunfan entre los más jóvenes mientras desconciertan a la mayoría y atraen ya a las marcas y los medios más avezados.

En este panorama, ¿dónde queda la content curation?

La expresión content curation  (en español, curación de contenidos o curaduría de contenidos, en catalán, cura de continguts), en adelante, CC, parece en este 2016 haber llegado finalmente para quedarse (esto es algo que no tenía tan claro hace 3 años, por ejemplo). Es solo una impresión personal de un observador de estos temas desde hace algunos años. Parece que la CC ha sido finalmente incorporada en el bagaje de los términos conocidos (que no necesariamente bien empleados) por buena parte de quienes, a nivel profesional o personal, tratan con información digital en su quehacer diario (en el fondo, la mayoría de ciudadanos en esta segunda década del siglo XXI).

Pero también con la diversificación del uso del término (su utilización por diferentes tipos de profesionales y en diversos contextos) se está producido también -inevitablemente- un cierto desdibujamiento de sus contornos. Ya me he referido en otras ocasiones a qué es y qué no es CC, pero me parece oportuno destacar ahora al menos tres factores clave de la CC, situándolos en la actualidad de 2016:

Content Context

1. Buena y mala curation

La CC sólo puede ser buena. Si es mala, no es curation. Esto puede parecer un perogrullo, o una expresión excesiva. Pero si queremos seguir siendo fieles en 2016 al espíritu del Manifiesto de Bhargava de 2009, y a lo que los principales exponentes de la CC han ido defendiendo y manteniendo desde entonces (Rosenbaum, Kanter, Good, Popova…), no cabe entre los propósitos del curator seguir llenando de ruido la Red. Para ello, nada como tener claro un código ético a seguir.

La segunda ley de Rosenbaum (“la gente no quiere más contenido, quiere menos“) resuena con más fuerza si cabe en 2016. Por tanto, la aportación de valor en el contenido curado será condición necesaria para hablar con propiedad de CC. Si esta aportación de valor no existe, llamémosle de otra forma (agregación, republicación…) pero, por favor, no le llamemos CC.

2. Humanos frente a algoritmos

Que no te den gato por liebre: la CC es humana, no la hacen máquinas. Y si la hacen máquinas, ya no es CC. Sucede que con la extensión de la expresión CC y su -en ocasiones, presunto- uso por parte de algunas grandes marcas, a veces se habla de CC para referirse a algunos servicios basados exclusivamente en algoritmos. Porque lo que hace Facebook en tu timeline no es curation.

Esto no quiere decir que el content curator no se apoye en plataformas, en programas, en la automatización de algunas partes del proceso de la CC, por supuesto, pero la esencia de la CC es humanaAtención, content curator: la aportación de valor no la puede hacer un algoritmo por tí. Puede ser una tentación ceder ante las facilidades y comodidades de una alta automatización de los procesos, pero no se puede perder de vista nunca la función creativa de aportación de valor del curator.

Sobre este tema podríamos hablar mucho más, pero en esencia, en el Epílogo del libro El content curator está fijada nuestra posición. Algunos matices, como un mayor uso de sistemas automatizados en la fase de Selección son posibles, como he señalado aquí, pero en el Sense Making no hay algoritmos que valgan:

Solamente el content curator y su criterio, el content curator y su voz.

3. Contenidos y comunidad

No olvidemos por último trabajar para una comunidad, y más aún, no olvidemos crear comunidad. En otra ocasión he dicho que el objetivo de la CC esconectar a una comunidad con contenidos de calidad“. Desde los inicios de un proyecto de CC, debe quedar claro el enfoque de ofrecer un servicio para crear engagement con los usuarios, con la audiencia, con la comunidad en suma. Parafraseando a David Lankes sobre las bibliotecas (vía Ibon Idoiaga) según el cual, «las malas bibliotecas desarrollan colecciones, las buenas servicios y las extraordinarias comunidades», podemos decir lo mismo del content curator y de la CC:

El mal curator tan solo genera colecciones de contenidos,

el buen curator desarrolla servicios, y

el curator extraordinario crea comunidades.

Seguro que todos conocemos buenos ejemplos de content curators y de content curation que se están haciendo ahora mismo y que merecen con todos los honores ser llamados así. En este blog vamos comentando algunos. Quédate con ellos, síguelos, difúndelos. Y si además, amigo lector o amiga lectora, ya eres o quieres ser content curator, no olvides los tres factores clave para ser digno seguidor del Manifiesto de Bhargava o de los superhéroes de Rosenbaum.

¡Buena curation!

Imagen de Ryan Van Etten

About Javier Guallar

Javier Guallar 2011 Documentalista, Content Curator, Profesor documentación y comunicación, Editor. En UB, URL, UOC, UIC, revista El profesional de la información (EPI), Anuario ThinkEPI, colección libros El profesional de la información (ed.UOC), Los content curators. Coautor libros "El content curator", "Prensa digital y bibliotecas"

Criterios de selección en un proyecto de curación de contenidos. El caso de Collections de Medium

Medium ha publicado hace pocos días el documento How we curate. Guidelines and Principles que me ha parecido interesante acercar a los lectores de este blog. Para quienes no conozcan Medium, se trata de una plataforma de blogs creada en 2012 por el cofundador de Twitter Evan Williams, de la que ya hablamos hace un par de años en este post. Un sistema muy amigable para publicar posts y una cada vez más rica comunidad de usuarios interesados en publicar contenidos de calidad, le están confiriendo un papel cada vez más relevante en la web social actual. Desde hace unos días, Medium ha añadido una nueva funcionalidad llamada Collections, de momento solo en su app para IOS y Android, basada en la curación de contenidos. El equipo editorial de Medium más las aportaciones que la comunidad de usuarios quiera hacer (en el correo tips@medium.com), generan una selección de los mejores posts de la plataforma.

Medium Collections

Como la orientación hacia los contenidos de calidad, marca de la casa de Medium, liga muy bien con la filosofía original de la content curation, no es pues de extrañar que cuando los gestores de Medium han diseñado un servicio para presentar los mejores posts de la plataforma, lo han hecho basándose en un sistema de curación de contenidos y no en un sistema de agregación automatizada.

Más allá de entrar a valorar Medium y este nuevo servicio, la intención de este post es destacar el documento en el que explicitan la filosofía y los criterios que siguen en este proyecto. How we curate. Guidelines and Principles nos parece un documento valioso para content curators. Recomendamos la lectura del documento completo, y copiamos aquí como muestra la parte que más me ha interesado: sus criterios para la selección de contenidos (traducción libre):

“Tenemos preferencia por las historias, los usuarios y las publicaciones que añaden conversación o demuestran originalidad. En la práctica, esto significa que nos centramos en  curar:
• historias valiosas con noticias originales o que saben reflejar tendencias actuales 
• historias originales o recopiladas con contenidos de alta calidad
ideas innovadoras de todos los géneros
voces distintas, desconocidas o con perspectivas únicas
• temas interesantes que no suelen atraer a los grandes medios
• narración (storytelling) innovadora o experimental”

La fase de Select o selección de contenidos, la segunda de las 4S’s, es una de la fases en las que se puede aportar más valor en el conjunto del proceso de la curación, junto a la de Sense making o caracterización de contenidos. Las pautas y criterios de selección de los contenidos a curar son una cuestión clave para cualquier proyecto de curation. Si además se trata de un proyecto de cierta envergadura, como el que nos ocupa, explicitarlo de manera pública como hacen en Medium, es un signo añadido de calidad.

Por tanto, estamos hablando de un buen referente y de una clara recomendación a seguir para un proyecto de content curation: publicar de manera clara y transparente los criterios seguidos para la selección de contenidos.

About Javier Guallar

Javier Guallar 2011 Documentalista, Content Curator, Profesor documentación y comunicación, Editor. En UB, URL, UOC, UIC, revista El profesional de la información (EPI), Anuario ThinkEPI, colección libros El profesional de la información (ed.UOC), Los content curators. Coautor libros "El content curator", "Prensa digital y bibliotecas"

Curación de contenidos en bibliotecas en plataformas social media. Los casos de Facebook y Twitter

Hoy publico en el foro para profesionales de bibliotecas y documentación Iwetel la nota ThinkEPI Curación de contenidos en bibliotecas en plataformas social media, que se publicará asimismo próximamente en el Anuario ThinkEPI 2016.

Esta nota ThinkEPI viene a ser una continuación del post Content curation en la biblioteca: hacia la nueva guía temática, y en ella comento el uso de la curación de contenidos por bibliotecas en diversas plataformas social media con ejemplos de buenas prácticas. Las plataformas analizadas son: Pinterest, Scoop.it, Paper.li, Flipboard, Storify, Milq, List.ly, Facebook y Twitter.

Recomiendo a los interesados la lectura del artículo completo, pero dejo también aquí para los lectores del blog una muestra; en concreto la parte correspondiente a Facebook y Twitter, pensando especialmente en Facebook, ya que creo que no había hablado hasta ahora aquí de la curación de contenidos (en adelante, CC) en la red social más popular:

Facebook y Twitter: no solo difusión, también CC

Facebook y Twitter no necesitan, obviamente, presentación alguna. Ampliamente usadas y conocidas, son también las plataformas social media más empleadas en bibliotecas, si bien los posts o tuits basados en CC son a nivel global solamente una pequeña parte del uso total que hacen las bibliotecas de estas redes sociales. En la mayoría de casos las publicaciones en Facebook o Twitter son informaciones de actividades, novedades de la colección, o difusión de contenidos creados previamente por la biblioteca en otros canales (blogs, otras redes sociales u otras plataformas de CC); es decir, se trata de la última S, Share. Pero de lo que aquí tratamos es de que también se puede hacer “real time curation” o curación en tiempo real, cuando hay un contenido que se considera interesante recomendar a nuestra audiencia, público o usuarios, y lo publicamos directamente, comentándolo o “caracterizándolo”, en nuestro perfil en Facebook o Twitter (conviene tener presentes para ello técnicas de caracterización de contenidos, como por ejemplo para Twitter, las expuestas en: Guallar, 2014a). Asimismo, estas redes sociales permiten buscar fácilmente la conversación con los usuarios, por lo que este ha de ser un elemento central en la estrategia de CC en estas plataformas.

En España Facebook se está utilizando mucho, con mejor o peor fortuna, por todo tipo de bibliotecas. Veamos tan solo tres buenas muestras: dos de públicas y una de universitarias. En el primer caso, la Biblioteca Esquerra de l’Eixample – Agustí Centelles de Barcelona, aprovecha su especialización en fotografía para curar contenidos de esta temática, como en este post, en el que recomienda una actividad (que no es de la propia biblioteca) y la vincula con su catálogo:

“Toni Catany a La Pedrera-Casa Milà! Una d’aquelles expos que no ens podem perdre. Toni Catany. D’anar i tornar. Del 15 de març al 17 de juliol de 2016 https://www.lapedrera.com/ca/exposicions/toni-catany-anar-i-tornar

Toni Catany a la biblioteca: http://aladi.diba.cat/search*cat/?searchtype=X&searcharg=Toni+Catany&searchscope=12&submit=Cercar

https://www.facebook.com/bibcentelles/posts/959781864105511

Fíjense asimismo en el tono cercano y reconocible con el que se relaciona siempre con sus usuarios la Biblioteca Pública de Salamanca en Facebook. La conversación es el vehículo para curar contenidos, como en este post en el que recomienda una audición musical que comienza así:

“Buenos días!! Vamos a por el lunes con el ritmo tranquilo, pausado y reiterativo del Bolero de Ravel, inspirado en su amiga íntima la bailarina y mecenas rusa Ida Rubinstein…” https://www.facebook.com/BibliotecaPublicaSalamanca/posts/1015218631869538.

facebook biblioteca publica salamanca

O como en este otro:

“Salamanca ya tiene un video “Anime” y la Casa de las Conchas no podía faltar en él… Os dejamos con el vídeo http://bit.ly/1Qtz03B, y como cada viernes con nuestra OCIOTEKA: http://bit.ly/ociotekacasaconchas. Ojo, parece que vuelve a hacer frío, no importa, ese frío se quita con nuestro “Sin Escenario” y sus “Escrituras de hoy”, con buena lectura, con buena música, con buen teatro…” https://www.facebook.com/BibliotecaPublicaSalamanca/photos/a.124616504263093.17090.124610354263708/1012685375456197/

Algo así se puede ver también en el Facebook de la Biblioteca de la Universidad de la Laguna, selección de contenidos digitales + conversación:

“¿Recuerdan a Nivaria Tejera? Escritora y poeta de origen cubano que relató en su novela “El barranco” cómo vivió la Guerra Civil, siendo una niña, en La Laguna. El blog de Canarias publicó una entrada con motivo de su fallecimiento el 6 de enero de 2016: http://bit.ly/1ZQ34MZ
Hoy, a las 19:00h., en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife tendrá lugar un homenaje…” https://www.facebook.com/BibliotecaUniversidadLaLaguna/photos/a.107320216014276.16214.100432563369708/992979590781663/

“Despedimos este viernes con un cóctel “salvaje” de rock, electrónica y flamenco, el último trabajo de Fuel Fandango
¡¡No se olviden de disfrutar!! https://www.facebook.com/BibliotecaUniversidadLaLaguna/posts/993495157396773

Y acabamos mencionando Twitter. En general, bastante menos usada para la CC que Facebook, a pesar de sus claras posibilidades para ello. Sobre Twitter no podía dejar de reseñar el interesantísimo trabajo que está llevando a cabo la Biblioteca Nacional de España, a estas alturas ya todo un referente. El Twitter de la BNE está combinando la narración (storytelling) con la CC, y ha logrado ya varias experiencias notables, desde la colaboración seriada con el Museo del Prado a la exitosa vinculación a tres bandas entre el fondo propio, el seguimiento de una popular serie de televisión (“El Ministerio del tiempo”) y su audiencia (para más información, véase: Carrillo Pozas, 2015, 2016).

twitter bne cervantes

Además, en la BNE suelen combinar Twitter con Storify, generando resúmenes de su actividad en Twitter mediante Storify, como ya hemos visto antes en el apartado correspondiente a esta herramienta. Así, para tener una visión más completa del trabajo que realizan en relación con El Ministerio del tiempo, véase por ejemplo el storify “#CervantesMdT en “El Ministerio del Tiempo” con la recopilación de los tuits vinculados con un episodio de la serie.

Su éxito de convocatoria y comunicación con los usuarios revela la altísima potencialidad de un uso inteligente de las plataformas social media para vincular contenidos digitales con una audiencia.

About Javier Guallar

Javier Guallar 2011 Documentalista, Content Curator, Profesor documentación y comunicación, Editor. En UB, URL, UOC, UIC, revista El profesional de la información (EPI), Anuario ThinkEPI, colección libros El profesional de la información (ed.UOC), Los content curators. Coautor libros "El content curator", "Prensa digital y bibliotecas"

Milq, plataforma para la curación de contenidos. Un ejemplo en bibliotecas

Me he fijado de nuevo en Milq gracias a un interesante post de Evelio Martínez y he recordado que supe de esta plataforma hacia mediados de  2014 cuando nació (no tiene por tanto todavía dos años de vida). En ese momento me llamó la atención, entre las muchas plataformas para la content curation que van surgiendo continuamente, que presentaba como sello distintivo el encabezamiento en forma de pregunta de sus colecciones digitales.

Casi dos años después, el ejemplo de uso que descubro gracias a Evelio Martínez, el de las bibliotecas públicas de Hospitalet de LLobregat, Biblioteques LH, sorprende muy gratamente tanto por lo interesante de los resultados obtenidos como por las potencialidades que revela.

milq lh

Milq funciona en base a listas, como otras muchas plataformas para la content curation, como List.ly, Zeef, etc. Sin embargo, permite crear unas entradas o posts más elaboradas que las anteriores, en la línea de las posibilidades de plataformas como Scoop,it e incluso acercándose a las funcionalidades de los posts en blogs, y además está muy pensada para la curación de contenido multimedia (archivos audiovisuales, de imágenes y de sonido), que se visualizan fantásticamente en los posts de Milq.

El planteamiento inicial de titular las colecciones en forma de pregunta queda diluido porque no es obligatorio. Aunque hay muchas colecciones encabezadas así,  no es imprescindible, y el ejemplo de Biblioteques LH es elocuente: muestra un uso muy interesante por parte de bibliotecas para mostrar la colección vinculándola a recursos de información digital. Echad un vistazo a sus colecciones de cine, series de TV o música.

Por tanto, ventajas  frente a otras plataformas para listas, son sus mayores posiblidades de caracterización de contenidos o sense making; y frente a la mayoría de plataformas de CC existentes, su excelente integración de contenido multimedia. Solo una desventaja respecto a List.ly: menor capacidad de ordenación de los resulltados y de formatos de visualización diferentes (en esto, List.ly es excelente), pero al menos, permite ordenar conológicamente los posts de dos maneras: por más reciente o por más antiguo. El principal  inconveniente: se trata de un programa todavía poco conocido en el que cuesta más crear una comunidad que en otros más extendidos o populares. Aún con el handicap de ser un producto (todavía) minoritario, vale la pena probarlo.

¿Por qué no pruebas Milq y nos lo cuentas?

About Javier Guallar

Javier Guallar 2011 Documentalista, Content Curator, Profesor documentación y comunicación, Editor. En UB, URL, UOC, UIC, revista El profesional de la información (EPI), Anuario ThinkEPI, colección libros El profesional de la información (ed.UOC), Los content curators. Coautor libros "El content curator", "Prensa digital y bibliotecas"

Storify Curando contenidos en Twitter v.5

Quinta recopilación en este Storify (en sí, una curación de contenidos) del trabajo de content curation en Twitter de estudiantes de nuestros cursos. En esta ocasión, el grupo de alumnos ha sido bastante nutrido, como se puede ver por la alta cantidad de tuits. Como podéis ver en los ejemplos que se muestran ¡se puede hacer muy buena content curation en Twitter!

storify curando contenidos en Twitter v.5

 

About Javier Guallar

Javier Guallar 2011 Documentalista, Content Curator, Profesor documentación y comunicación, Editor. En UB, URL, UOC, UIC, revista El profesional de la información (EPI), Anuario ThinkEPI, colección libros El profesional de la información (ed.UOC), Los content curators. Coautor libros "El content curator", "Prensa digital y bibliotecas"